tallarines-puttanesca-lalakitchen

  • pasta-puttanesca-2-web
  • pasta-puttanesca-2-2

Parece increíble como pasa el tiempo, ahora que me siento a escribir, después de tantos meses en el blog, me doy cuenta de ello.

Lo cierto, es que este ha sido un año muy intenso en emociones y también de mucho trabajo, de lanzamiento de nuevos proyectos, el libro y también de cambios vitales para mi, cambios en los que aún estoy en proceso.

Y me sabe realmente mal que en este impás, el blog esté tan parado, pero también os puedo decir que lo único que sucede es que mi forma de comunicarme con vosotras/os se está transformando.

Sin lugar a dudas mi motivación es seguir acompañándoos e inspirándoos, desde la cocina, ¡claro que si! Pero no sólo. Así que me podéis imaginar, inventándome e imaginándome en nuevos proyectos, que si que comparten como misión, seguir motivándoos y apoyándoos para que os cuidéis mucho.

Ahora mismo acabo de llegar de Menorca, mi islita, y lugar en el que he organizado mis dos primeros retiros de yoga y alimentación y que sin duda también son el principio de otra nueva vía de expresión e interacción con vosotras/os. La experiencia no ha podido ser más enriquecedora, así que es algo que voy a ir repitiendo año tras año, tanto en la isla como en otros lugares, como el próximo, que es en Bali, en el mes de enero.

Pero lo mejor de todo, para mi, es que además en estos casi dos meses en Menorca he encontrado el espacio para desconectar y reencontrarme, he encontrado el silencio pero también mi espacio vital para reconectarme con la VIDA y regenerarme en profundidad, allí en estos días me he dado cuenta de que hacía 4 años que no tenía vacaciones de verdad. Se dice rápido, pero es algo triste y muy cierto. En estos 4 años siento que ha habido épocas muy intensas, en las que no he sabido diferenciar entre mi trabajo y mi vida personal y esto es algo que puede suceder con facilidad cuando eres autónomo y amas tu trabajo. Que alargas las jornadas laborales sin pensar en las consecuencias que puede tener y que no te importa trabajar cuando se supone que es momento de vacaciones. MAL.

Así que estando en Menorca me ha sucedido todo lo contrario. Apenas he podido hacer nada de nada de trabajo, nada que fuese organizar, ni proyectar, nada de ordenador. Y sin embargo si que he encontrado el tiempo de cocinar, y de fotografiar de nuevo alguna receta (cosa que en este año de plena creación de www.weloveyou.academy había abandonado completamente), ha sido realmente bonito, encontrarme de nuevo creando y fotografiando recetas tranquilamente, y disfrutando la paz y tranquilidad de hacerlo por gusto, como las 3 sopas crudas que hice para la escuela. La receta que os traigo hoy y un helado que publicaré en breve.

De la receta que os traigo, os cuento que es uno de los descartes de mi libro ama come vive brilla ¡qué por cierto ya va por la 3ª edición! (Lo cual es realmente un regalo para mi, saber que os está gustando tanto). La descarté no por ganas de compartir, ni porque no fuese buena, que va, si no porque me pasé de muchas páginas y tuve que utilizar tijeras.

A esta pasta le tengo mucho cariño, me compaña desde hace mucho, muchísimo tiempo. La comí por primera vez hace muchos años, en un viaje a La Toscana. Me quedé prendida de su sencillez y su sabor. Sólo lleva 4 ingredientes y éstos hacen magia. Desde entonces se ha convertido en mi plato de pasta favorito. Espero siempre con muchas ganas a que llegue el verano para tener cherrys en todo su esplendor y así poder cocinarlo. Se hace muy rápido, es jugoso, sabroso, aromático y además, a diferencia de otros platos de pasta, su digestión es muy ligera, especialmente cuando la pasta no tiene gluten.

Que por cierto, veréis que la he cocinado con tallarines de Pastas Gallo, pues se pusieron en contacto conmigo para que probase sus pastas sin gluten y después de probarlas y de comprobar con ellos que todos los ingredientes que llevan son buenos (si, reconozco que puedo ser muy pesada con estas cosas), he decidido mostrároslas, porque aunque yo soy más de comprar en ecológico, es bueno saber que en los supermercados ya tenemos opciones infinitamente mejores a las pastas de siempre .

Así que aquí va la receta. No dudéis en hacerla ya mismo, que estamos en plena temporada de sus ingredientes y porque sé que os va a ENCANTAR.

¿La hacéis y me contáis?

Por cierto, si quieres leer mi texto de resumen de este tiempo que he pasado en Menorca puedes leerlo en mi Instagram. Creo que resume muy bien las emociones de todo lo que he vivido.

pasta-puttanesca-lalakitchen

  • pasta-puttanesca-vert-1-web
  • pasta-puttanesca-vert-2-web

 

TALLARINES A LA PUTTANESCA

Cantidad: 2 – 3 personas
Tiempo: 20 minutos
Utensilios: —
Conservación: —

Ingredientes

300 g de tomates cherry
1/3 T (50 g) de aceitunas negras de Aragón
¼ T (25 g) de alcaparras
una pizca de sal
1 c de azúcar de coco
1 c de albahaca y orégano secos
2 -3 C de aceite de oliva
250 g de pasta sin gluten
albahaca fresca

Preparación

1. Pon los tomates enteros en una sartén con el aceite de oliva, la sal y el azúcar y deja que se hagan a fuego suave.

2. Mientras tanto deshuesa las olivas.

3. A los 10 min mas o menos añade las olivas y las alcaparras a los tomates, deja unos 5 minutos mas o hasta que algunos tomates empiecen a rajarse o arrugarse un poquito. Por último añade las aromáticas secas.

4. Cuando tengas hervida y escurrida la pasta, ponla en la sartén (ya apagada) junto a la salsa y unas hojas de albahaca esteras y mezcla muy bien para que la pasta se impregne de la salsa.

5. Sirve tal cual.

Compartir Artículo |

14 comentarios en “Tallarines a la Puttanesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

  1. Hola Elka, soy nueva por aquí, primero felicitarte por tan deliciosas comidas que compartes con total desinterés con tus lectores, y segundo decirte que como estoy tratando de incursionar en este mundo de comer mas sano, me sirven mucho ver tus recetas. Llenas de colores, sabores y buenas energías.
    Quería saber si la paste sin gluten podrían ser fideos de arroz, por acá en Argentina no tenemos tanta variedad de producto orgánicos, sanos y obviamente no son nada económicos.
    te mando un beso enorme y te seguiré leyendo por aquí…. y aplicando las recetas.