detox-1

¿Porqué hacer un detox de zumos?

Si te sientes hinchado, duermes mal, tienes digestiones pesadas, acidez, dolor de cabeza, insomnio, noches densas o inquietas, estreñimiento, gases, granitos, alguna enfermedad de la piel, decaimiento, ansiedad, etc… Son todas indicaciones de que tu aparato digestivo no está bien, tu sangre está intoxicada y tus órganos y células colapsados.

Sin lugar a dudas, llevar una alimentación limpia, altamente vegetal y principalmente viva (libre de alimentos procesados, industriales, harinas blancas, lácteos, azúcares refinados, conservantes y cocciones agresivas para el alimento) es la mejor manera de recuperar la salud, mantenernos sanos y prevenir enfermedades.

Sin embargo incluso eso puede no bastar para gestionar la cantidad de toxinas a las que estamos constantemente expuestos (ambientales y alimentarias) y que también generamos a diario debido a la metabolización de los alimentos que comemos. Además, por norma general, nuestros organismos están muy saturados debido a años de una mala alimentación e intoxicación por medicamentos y/o otras drogas o quimicos. Es muy fácil darse cuenta, nuestro estado de salud debería de ser óptimo y vital. Todos deberíamos de tener más que suficiente energía y alegría para afrontar el día, más allá de la edad que tengamos.

Todos somos conscientes de la necesidad de llevar a cabo la higiene exterior, lo tenemos bien arraigado en el subconsciente y hacemos a diario, sin embargo poco se sabemos acerca de la necesidad de realizar terapias de mantenimiento e higiene interior. El ayuno, tan de de súper moda ahora, es una práctica que viene de lejos, diferentes culturas, lo han estado practicando desde hace miles de años, de manera rutinaria como prevención de la enfermedad.

Es realmente fácil comprender la necesidad de esta limpieza, si comparamos a nuestro cuerpo (una máquina) con un coche (otra máquina). Cuando compramos un coche, sabemos que éste necesita de un carburante u otro para funcionar (y nunca se nos ocurriría darle otro porque sabemos que lo estropearíamos, así que tenemos mucho cuidado de no equivocarnos, ¿verdad?) además sabemos que este coche necesitará de una puesta a punto de filtros y engranajes cada cierto tiempo, para asegurar un funcionamiento óptimo y duradero. Bien, ¡con nuestros cuerpos sucede lo mismo! Éstos necesitan de su mejor carburante para funcionar, alimentos naturales y fisiológicos (frutas, verduras, semillas y alimentos sin proceso industrial) y también necesitan de una limpieza interior de vez en cuando para retirar restos indeseables acumulados.

Existen diferentes tipos de ayuno o mejor, digamos, descansos digestivos. Los más conocidos son el ayuno de agua, la monodieta de frutas o el ayuno de zumos verdes. Mis preferidos, por su bajo riesgo y gran beneficio, son las monodietas y los ayunos de zumos y son los que te invito a probar y a incluir en tu vida de manera periódica.

¿Cuáles son sus beneficios?

1. Ayuda a eliminar toxinas

Estamos constantemente expuestos a tóxicos (pesticidas, conservantes, metales pesados, comida muy procesada, productos químicos…) Éstas toxinas se acumulan en nuestras células y tejidos, afectando a nuestros sistema inmunológico y nuestro metabolismo, desencadenando, tras años de acumulamiento, en diferentes enfermedades. Un ayuno de zumos ofrece el descanso digestivo que el cuerpo necesita para poder llevar a cabo tareas de limpieza y gestión de estos deshechos.

2. Fortalece nuestro sistema inmunológico

Los ayunos de zumos hechos de forma regular refuerzan nuestro sistema inmunológico. Un sistema debilitado no puede combatir virus, bacterias, infecciones y demás ataques, dejándonos vulnerables a enfermar constantemente. La concentración de clorofila, macro, micro y fitonutrientes contenidos en verduras y frutas fortalecen nuestro sistema inmunológico.

3. Ayuda al rejuvencimiento celular.

Los nutrientes antioxidantes contenidos en los zumos anulan los efectos negativos que tienen los radicales libres sobre nuestras células, ayudando no sólo a combatir el envejecimiento, si no también posibles enfermedades.

4. Ayuda a prevenir futuras enfermedades

¿Por qué enfermamos? La mayoría de las veces es debido a la gran carga tóxica a la que estamos expuestos (medioambiental y alimentaria). Nuestros organismos están colapsados, no dan abasto para gestionar tanto tóxico y tantos radicales libres. Éstos se acumulan en células y tejidos dando pie a futuras enfermedades. Mediante el ayuno de zumos y el consiguiente descanso digestivo le damos la oportunidad a nuestro cuerpo de gestionar estos tóxicos y deshacerse de ellos.

5. Mejora la calidad de la piel

Tanto la alimentación como las toxinas medioambientales afectan a la salud de la piel. La eliminación de toxinas y el incremento de nutrientes contenido en frutas y verduras favorece la limpieza de la piel, mejora el pelo y las uñas y proporciona una belleza que nace en el interior.

¿Cómo y cuándo hacerlo?

Un ayuno de zumos, o monodieta, se puede hacer fácilmente a diario, basta con hacer una cena ligera temprana y alargar el ayuno nocturno por la mañana, comenzando el día con agua con limón y bebiendo un zumo verde hasta que aparece la sensación real de hambre. De esta manera se lo ponemos muy fácil a nuestros órganos digestivos para que por la noche puedan hacer su trabajo de mantenimiento y si además por la mañana nos hidratamos bien e incorporamos alcalinidad y nutrientes sin fibra, estamos dando un gran apoyo a la eliminación de los desechos generados.

Ésta es una práctica relativamente fácil de asumir e incorporar sin ningún tipo de riesgo y sí con muchos beneficios, pues de esta manera y sin apenas darnos cuenta le ofrecemos a nuestro organismo entre doce y catorce horas al día de ayuno. ¡Una pasada!, ¿no crees? Esta práctica se puede incorporar a diario o tantas veces a la semana como quieras o te sientas capaz. Sea lo que sea que hagas, tenlo claro: ¡tu queridísimo y amado cuerpo sabrá agradecerlo!

Otra opción es plantearse un ayuno corto, pero de forma regular, puede ser cada semana, cada mes, cada tres meses o dos veces al año, por ejemplo. Los ayunos cortos a base de zumos no tienen ningún riesgo, siempre que no se padezca una enfermedad grave, en cuyo caso siempre hay que consultar al doctor (idealmente, claro está, ¡de mente abierta!, o desgraciadamente, la negativa será muy probablemente rotunda)

Muy pronto tendré lista una mini guía  acerca de cómo hacer un ayuno de zumos de un día, así que, si te interesa, ¡no te despistes!

¡También te invito a unirte conmigo y con todas las maravillosas personas, activistas de su salud, que ya se han apuntado a los Green Mondays! es decir, tenemos una cita virtual cada lunes, cada semana y juntos hacemos un ayuno de zumos verdes. Porque cuando estamos unidos, todos es más fácil, más divertido y más motivador, ¿no crees?.

Me encontrarás en facebook e instagram, publicando cada lunes al respecto del detox. Y recuerda, si no tienes licuadora, siempre tienes opciones, te dejo dos:

– Hacer el ayuno con el método TheLalaKitchenSuperZumoFórmula, que no es más que utilizando una batidora corriente y filtrando el batido con una bolsa de hacer leches vegetales.

-Puedes hacer una monodieta de frutas, que no es más que comer la misma fruta durante todo el día, sustituyendo con ellas todas las comidas.

Vamos, ¡que nada te lo impida! ¿sabías que antes de la llegada de la electricidad ya se hacían curas de zumos?¿sabes cómo? lo hacían rallando las verduras y frutas y filtrándolas después con una tela de lino o algodón, así que ya sabes, excusas aparte, ¡querer es poder!

 

Compartir Artículo |

20 comentarios en “Let’s Detox! 5 motivos por los que ayunar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*