Lalakitchen Leches Vegetales

Hace ya mucho tiempo que dejé de consumir leche de vaca, en ese momento empecé a consumir los diferentes tipos de leches vegetales que ofrece el mercado, que no son pocas.. Leche de arroz, leche de avena, leche de kamut, de quinoa, de soja.. Mi preferida durante años fue la de arroz, la consumía vorazmente, pues me gustaba mucho su textura y dulzor natural, especialmente una marca en concreto, que no añadía azúcares ni nada extra. Me creía que no había nada mejor que esa deliciosa bebida, hasta que un día me lancé a la prueba de hacer leche de almendras en casa y fue entonces que mi visión cambió radicalmente.

¿Porqué no tiene rival? Porque es una leche hecha por uno mismo en casa, en 5 minutos y sin grandes complicaciones, porque no se cuece, así que mantiene todas las propiedades y beneficios que tiene la almendra para ofrecernos, porque no solo se digiere bien si no que además ayuda a proteger nuestra pared intestinal (debido a sus fibras solubles e indisolubles), porque ayuda a regular el nivel de colesterol, porque está repleta de vitaminas E, D y A y proteínas y calcio y nos ayuda, esta si que si, a prevenir y combatir la osteoporosis y porque además no tiene añadido nada que no le hayas puesto tu!, porque encima es mas barata que las vegetales en tetrabrick y porque al ser fresca es un alimento en toda potencia y para aquellos preocupados por las calorías, si, encima tiene menos calorías que la leche de vaca. ¿Aún tienes dudas?

Para empezar os propongo la receta básica, pero se le pueden añadir un sin fin de cosas ricas para hacer deliciosas variaciones .. canela, vainilla, dátiles, azúcar de coco, nuez moscada, menta..

Hacer una leche de frutos secos es muy fácil y la misma fórmula vale para todas las variantes que queramos hacer. Sólo hay dos cosas que tenemos que tener en cuenta:

La activación de las semillas:

Todas las semillas crudas contienen antinutrientes que hacen que sean difíciles de digerir. Estos antinutrientes son una protección suya natural que está ahí para protegerlas de los depredadores hasta que no encuentran el entorno perfecto para germinar (humedad) Para retirar estos antinutrientes tenemos que hacerles un remojo de entre 8 horas a 24 o incluso 48h (cuanto más las remojamos, se digiren más fácilemente. Este proceso se llama “activado de semillas” (en este otro artículo de mi blog tienes una explicación más amplia de lo que es). En el proceso de “activado” desaparecen los inhibidores enzimáticos. De esta manera son más fáciles de digerir. También se ablandan y son mas fáciles de triturar.

Cantidades:

Para hacer una leche vegetal la medida estándar de frutos secos es de una taza (250 ml) esto son unos 150 g de almendras, por ejemplo.

En cuanto a la cantidad de agua, depende de lo densa o clara que queramos nuestra leche. Una medida normal son unos 800 o 900 ml de agua por una taza de frutos secos. Sin embargo, si queremos obtener una leche más cremosa, podemos hacerla sólo con 500 ml de agua.

 

Lalakitchen Semillas Activacion-1

 

LECHE DE ALMENDRAS O CUALQUIER OTRA SEMILLA

Cantidad: 900 ml
Tiempo: 8h remojo + 5 min acción
Utensilios: batidora + bolsa de filtrado Ohlala!

Ingredientes:

1 T – 150 g de almendras crudas, con piel
800 ml de agua filtrada o embotellada

Preparación:

1. Enjuaga un poco las almendras para quitarles el polvo natural de la piel.

2. Ponlas  a remojo en agua embotalleda o filtrada para activarlas. El proceso de activación de las almendras es de unas unas ocho horas, así que es recomendable hacerlo por la noche o por la mañana. Las puedes dejar hasta un máximo de 48 horas, cuanto más las tienes en remojo, mejor se digieren, eso si, tendrás que tener en cuenta que lo mejor es remojarlas en la nevera y cambiar el agua cada 8 o 12 horas (para evitar que se pudran).

3. Pasado el tiempo de remojo escurre bien las almendras con un colador y enjuágalas muy bien bajo el grifo, para asegurarte de que quedan libres de antinutrientes (ácido fítico). Ponlas en el vaso de la batidora junto con el agua. Bate hasta que queden bien trituradas.

4. Ten preparada la bolsa de filtrado dentro de un bol grande y vuelca el contenido de la batidora dentro.

5. Estruja bien la leche dentro de la bolsa hasta quedarte solo con la pulpa dentro de ella.

Pon la leche en una botella que te guste. Preferentemente de cristal y guárdala en la nevera hasta unos tres días.

Nota 1: la pulpa restante, ¡no la tires! úsala para hacer quesitos, enriquecer cremas vegetales o sécala y utilízala como harina para otras recetas. Mira abajo en artículos relacionados para coger ideas.

Nota 2: si cuando la vas a utilizar observas que se ha separado y ha quedado un poso en el fondo y la pulpa arriba, ¡no te asustes! tan solo agítala. Esto sucede a veces y es algo normal con este tipo de leche, que está hecha sin procesos industriales.

Nota 3: Si vas a hacer una leche de anacardos (que es deliciosa también) hay dos cosas importantes que debes saber:

  • Los anacardos no necesitan ser activados, pues no son crudos (aunque nos los vendan como tal)
  • Esta leche tampoco necesita ser filtrada, pues el anacardo se desintegra y entremezcla muy bien con el agua. Con lo que el resultado es una leche muy cremosa.

Sabrás que se ha puesto mala cuando tenga un sabor agrio.

Verás que el resultado es una leche perfectamente densa, suave, blanquísima y aromática.

Compartir Artículo |

106 comentarios en “Leche de almendras casera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

  1. Me gustaría saber donde puedo conseguir la bolsa de filtrado para hacer la leche de almendras. Soy nueva en todo este mundo pero me interesa comer sano y cuidarme. No se como acceder a tu blog. Gracias por tu ayuda.

  2. Hola, quería saber si cuando trituramos las almendras el agua tiene que ser la misma con la que ha estado en remojo o hay que poner agua embotellada de nuevo. No me ha quedado claro. Gracias por todos tus consejos. Me encantas!!,

  3. Hola Elka,

    tengo una consulta con la lecha, la he hecho siempre con agua natural, pero para mis hijos que por la mañana les apetece más caliente (o almenos templada) puede hacerse directamente con agua caliente (no mucho) o si me sobrea calentarla a fuego lento al día siguiente?

    Gracias preciosa!

    1. Hola vero, bonita! claro que si, puedes hacerla con agua un poco caliente (para no quemarte) o calentarla después en una cazuela, eso si, mejor que no llegue a hervir para evitar que se corte. Un abrazo! elka

  4. Buenos días Lala y equipo,
    quería haceros una consulta acerca de la leche de almendras casera. Hace unos días elaboré una siguiendo vuestras instrucciones y salió riquísima pero guardé la leche restante en la nevera y al día siguiente estaba muy ácida y era imbebible. Lo mismo me pasó con la de avellana. Sabríais decirme que pudo pasar y cómo solucionarlo?. Gracias por enseñarnos a vivir mejor!!!