Tengo muchas ganas de hablar del kéfir. Esta bebida fermentada procedente del Cáucaso. Muchos lo conocemos o hemos oído hablar de él, otros lo consumimos o lo hemos consumido alguna vez.. ¿quizás era antes de dejar de tomar lácteos? … porque el mas conocido es el kéfir de leche, ya sea de vaca o de cabra, pero atención, porque tengo una buena noticia.. ¿alguna vez has oído hablar del kéfir de agua?

¡Pues si! aviso a todos los que no consumen leche!! Porque todos podemos beneficiarnos de las magníficas propiedades de este superalimento!!

Basta con conseguir unos nódulos y “cultivarlo” en casa. Por suerte la tradición dice que el kéfir no se compra, se regala! .. Como muestra de cariño y deseo de salud para la otra persona, de hecho, la palabra Kéfir significa bendición en turco.

Este delicioso fermentado es un superalimento en toda regla! pues estos fantásticos amiguitos trabajan día y noche sin descanso para que nosotros podamos disfrutar de su deliciosa bebida a la vez que repoblamos nuestros intestinos de bacterias que nos ayudan a mejorar o mantener nuestra querida salud! Y no solo eso!!

 

¿y porqué necesitamos repoblar nuestra flora intestinal?

Porque debido al estilo de vida actual es muy probable que se hayan causado algunos estragos en tu delicado equilibrio intestinal.

Si por ejemplo has tomado medicamentos en abundancia, bebidas gaseosas, alimentos refinados o si has tomado o sigues tomando mucha carne es probable que tu flora intestinal esté muy debilitada, en ese caso, tomar fermentados es de gran ayuda para recuperar el equilibrio y con ello la salud, además el kéfir es un estimulante de las defensas naturales (sistema inmunológico).

El kéfir transforma la flora intestinal putrefactiva sustituyéndola por beneficiosos bacilos lácticos de propiedades antisépticas.

Además dificulta la pululación de microbios patógenos en el intestino.

Al restablecer la flora normal, se regula la función intestinal.

El kéfir es:

–       Desintoxicante

–       antiviral

–       antibiótico

–       antifúngico

–       regenerador de la flora intestinal benéfica

–       estimulante de las defensas naturales

–       favorecedor de la digestión y asimilación de nutrientes

El kéfir está especialmente indicado en padecimientos del aparato digestivo (úlceras, colitis ulcerosa, intolerancia gástrica, colon irritable, divertículos).

También para mujeres embarazadas porque refuerza sus defensas y alivia sus posibles problemas de estreñimiento.

También se puede usar externamente para tratar el acné, eccemas, psoriasis, alergias.. y como es antiséptico ayuda a curar heridas.

Además mejora el estado de la piel y del cabello.

 

Algunas indicaciones para uso curativo:

· Para fortalecer el sistema nervioso: un litro al día

· Para la úlcera de estómago: un litro diario. La mejoría es evidente en sólo dos semanas.

· Para el asma y el catarro bronquial: un litro diario durante bastante tiempo.

· Para la anemia: un litro al día. En tres meses la sangre se habrá normalizado.

· Para la leucemia: es una gran ayuda junto a otros tratamientos. Tomar dos litros al día.

· Para alergia y eccemas: Combinar el uso interno y externo. Tomar un litro al día y aplicar también sobre la piel: Lavarse con él la cara y las manos o la zona a tratar. En un mes se notarán los resultados.

· Para problemas de riñones y vejiga: un litro diario

· Para problemas de vesícula y bilis: un litro diario.

 

Vale, ¿Y como conseguir unos nódulos de kéfir de agua?

Si no conoces a nadie que pueda regalártelos (aunque si tienes paciencia y si me das un poquito de tiempo para el cultivo, quizás puedo hacerlo yo!)

Esto es lo que yo he encontrado:

1.) https://www.comprarkefir.es/

2.) http://www.cultivoskefir.com/

3.) http://kefircomprar.com

¿Y una vez que los tengo, cómo los cultivo?

Muy fácil! Es como cuidar unos pececitos en una pecera (o casi) !!! de hecho, personalmente me encanta observarlos.. disfruto viendo como ascienden y descienden dulcemente dentro del envase..  Decir que soy una total apasionada del arte de hacer en casa los fermentos, los germinados, cultivar plantas aromáticas.. me encanta observar la magia y delicadeza de la vida, me encanta el arte de crear y mimar vida a mi alrededor que además después me cuida, me sana, me revitaliza y me nutre.. siento que este es el  regalo mas preciado que nos brinda el universo.

 

RECETA KÉFIR DE AGUA

Ingredientes para cultivo de kéfir en agua: (1L)

– 3 cucharadas de nódulos de kéfir hidratados

– 50 g de azúcar de la mejor calidad que puedas encontrar (unas 5 cucharadas soperas colmadas)

– 2 higos secos o dátiles u orejones (o otra fruta seca natural)

– ½ limón entero (a ser posible ecológico!!)

– 1 L de agua (¡que no sea del grifo!)

Procedimiento:

Necesitarás un envase de vidrio de boca ancha de mas de 1, 5 L o mas.

1. Pon todo dentro del envase, asegurándote bien de que el volumen final no ocupa mas de 2/3 del envase o si lo cierras herméticamente (cosa que recomiendo mucho ya queda mas carbonatada) podría estallar debido a la fermentación.

2. Remueve muy bien con una cuchara de madera. (al kéfir no le gusta nada el metal! Recuerda esto para el proceso de filtrado también!!)

3. Tapa el envase, ya sea con una tapa o un tul fino o una tela.

4. Si lo dejas reposar 24h en un lugar templado y protegido de la luz directa del sol (unos 20º) tendrás una bebida laxante. Si lo dejas reposar 48h tendrás una bebida neutra y si lo dejas reposar 72h tendrás una bebida astringente. Hazlo según tu preferencia, pero asegúrate de removerlo un poco con la cuchara de madera cada 24h.

5. Una vez transcurrido el tiempo de tu preferencia, exprime el limón, retira las frutas secas y cuela (recuerda no usar metales!). Pon el líquido resultante en una botella de cristal en la nevera y consume como mucho en una semana.

Y vuelve a repetir el proceso!

De vez en cuando puedes lavarlos un poco con agua.

El resultado tiene que ser una bebida alimonada, ligeramente azucarada (el azúcar se lo zampan los nódulos, así que no te preocupes por ello si como a mi te gusta abusar de él!!)

Si algún día te vas de viaje, lavándolos y escurriéndolos bien, puedes guardarlos en el congelador y reactivar de nuevo a tu regreso.

Si los nódulos están felices, verás que poco a poco empiezan a proliferar.. en ese caso, ya sabes que puedes hacer! ;-P

Una vez domines esta técnica, piensa que estos mismos nódulos puedes cultivarlos en leches vegetales (para lo cual no necesitas añadir azúcar ni limón ni las frutas secas) o en zumos de frutas naturales o si tienes la suerte de tener agua de coco joven, también puedes experimentar con eso (yo no he tenido la oportunidad)

Ten por seguro que el resultado final siempre será una deliciosa , sana y vibrante bebida!

Nota: algunos textos han sido copiados directamente del libro Nutrición Vitalizante de Néstor Palmetti, un megacrack de lectura obligada para aquellos interesados en tomar las riendas de su salud!!

 

Compartir Artículo |

162 comentarios en “Kefir de agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*