increible guiso de lentejas

Hace exactamente tres semanas que publiqué en formato online mi curso de batch cooking y la verdad es que siento una felicidad máxima por la acogida que ha tenido entre vosotras/os.

Y es que yo sé que todas las personas que me leéis estáis en un camino en el que deseáis alimentaros mejor, cuidaros más y tener una salud fuerte y una vida brillante. Pero también sé (regresando a mi especialidad) que comer saludable puede ser muy retador. Que es fácil echarle buenas intenciones y tratar de hacerlo bien, pero de la misma manera, nuestra vida es tan intensa y nuestras rutinas tan frágiles, que fácilmente tropezamos, o nos despistamos, vamos a lo fácil, a lo de siempre y la insatisfacción de no ser constantes nos puede llevar incluso antes de empezar en serio, a tirar la toalla.

¡Horror! Porque por más que nos cueste integrarlo, llevar una buena alimentación es una de las claves más importantes para nuestra salud (combinada con el ejercicio, el descanso y una mente saludable).

Alimentarnos es esencial porque los alimentos son el combustible de nuestras células, es más, aquello que comemos impacta literalmente en nuestra energía y en nuestra conciencia.

Somos energía. Todo es energía, así que con esto puedes imaginarte la diferencia abismal que hay entre unas cosas y otras. Por ejemplo entre unas galletas caseras y unas empaquetadas o una sopa hecha en casa que una embotellada. O unas hamburguesas ecológicas compradas o unas hechas en casa. Por no hablar de la toxicidad de unas opciones y la nutrición de otras. Si. Porque una galletas industriales pueden ser tóxicas, mientras que en unas caseras hechas con conciencia HAY NUTRICIÓN.

Difícilmente alguien va a usar la misma calidad de ingredientes que compras tu, ni va a cocinar con el mismo amor que le puedes poner tu.

Si queremos tener una buena salud es esencial que tomemos conciencia de los alimentos, y que comprendamos la importancia de cuidar nuestro intestinos, promover una microbiota saludable, llevar una alimentación antiinflamatoria, antioxidante y que apostemos fuerte por lo vegetal (incluidísimos crudos por supuesto!).

¡Pero claro! A priori todo esto nos va a dar mucho trabajo! Por no habar del reto de dejar de lado algunos pseudo-alimentos a los que estamos acostumbrados… ¡RETO TOTAL!

Por eso encontrar fuentes de inspiración que nos hagan enamorarnos de una alimentación vegetal (como mi blog, mi libro u otros tantos blogs, libros y recursos que hay hoy en día en la red) y aprender a organizarnos en la cocina (porque está claro que vamos a tener que cocinar) ¡es VITAL!.

Y eso es lo que encontráis en mi curso, por eso estoy tan feliz de haberlo creado y por eso estoy TAN FELIZ de que os estéis haciendo con él y sobre todo poniéndolo en práctica y experimentando como la semana se simplifica. La verdad es que leer vuestro comentarios es lo mejor de todo. Me encanta saber que ya no tenéis que pensar en que comer o que os encanta ver la nevera llena de cosas tan saludables. ¡Y lo mejor de todo! Cómo vuestra alimentación se vuelve 200% saludable o que vuestros hijos adoren la salsa cheddar de calabaza o las galletas. Me hace MUY FELIZ.

Dicho esto, las personas que ya lo estáis experimentando, ya habéis visto que mi batch cooking lo enfoco en base a 7 preparaciones estratégicas, con las cuales, durante la semana tengo juego suficiente para crear comidas perfectamente equilibradas. Esto es así porque personalmente soy incapaz de calendarizar que voy a comer cada día de la semana (no es que esté mal hacerlo, ¿eh?) es solo que cada uno funcionamos de diferentes formas, y la mía es esta.

Yo prefiero tener juego en la nevera y prepararme platos según las apetencias de ese día, por ejemplo, saber que con el salteado y un huevo puedo preparar un creppe o con el arroz, las semillas, los verdes y los horneados un buen buddah bowl o con un horneado, las semillas y el caldo una crema deliciosa, o con las legumbres, el salteado y el caldo sacarme de la manga un guiso como este que te traigo hoy.

Me encanta, porque entonces prácticamente cualquier cosa es posible y mi creatividad está siempre en marcha.

Y la verdad es que incuso yo no dejo de sorprenderme de la cantidad de combinaciones que podemos preparar entre las combinaciones base y las opcionales. ¡Y estoy deseando saber que os inventáis vosotras/os!

Así que, dicho esto. Este guiso que te propongo hoy, que por cierto, es una delicia y sienta de escándalo en los días de frío, puedes hacerlo si no tienes preparado tu batch cooking (te indico en la receta como) y tardarás una media hora, pero si tienes tu batch cooking (del la 2ª semana del curso) hecho, debes saber, que te lo sacarás de de la manga en tan sólo 10 minutos.

¿No es espectacular? Yo creo que si (ahora es cuando la gente que me conoce en persona me puede imaginar con mi cara de flipe/ilusión y dando brincos por la cocina).

NOTA: En la receta vas a encontrar la opción sin batch cooking y al final la versión “ultra ligera” con tu bach cooking hecho (de la 2ª semana del curso).

Bueno, no me enrollo más y te dejo con la receta.

Love you.

elka

INCREIBLE GUISO IMPROVISADO DE LENTEJAS

Cantidad: 1 persona
Tiempo: 30 minutos
Utensilios: batidora

Ingredientes

½ T de lentejas beluga
¼ c de sal
1 T de salteado de brócoli (ingredientes más abajo)
un puñado de hojas de espinaca baby
1 T de caldo vegetal
½ c de arrurruz (u otro almidón)
1 C de miso blanco (shiro miso)
1 T de caldo vegetal casero

salteado (sale más cantidad de lo que se necesita para la receta)

1 cebolla fileteada
1-2 dientes de ajo picados
unos arbolitos de brócoli laminados (u otra verdura como calabacín, espárragos, kale…)
6 champiñones laminados
½ T de guisantes congelados

* El shiro miso, o miso blanco es un tipo de miso de fermentación corta hecho con arroz y que tiene un sabor dulzón. Y en este caso, es el encargado de hacer la receta irresistible, así que ve a buscarlo a una tienda ecológica. Luego podrás utilizarlo en el paté de lentejas que propongo y también tienes dos recetas más en mi ebook de sopas.

Preparación

1. Pon agua a hervir y añade las lentejas beluga, cocina durante 15-20 minutos o hasta que estén cocinadas pero enteras. En este punto añade la sal y deja un par de minutos más. Escurre y reserva.

2. Para hacer el salteado, filetea la cebolla y blaquéala en una sartén con un poco de aceite de oliva. Pasado un par de minutos añade el ajo picado. Saltea un minuto. Añade el brócoli laminado fino y continua salteando y removiendo. Luego añade los champiñones laminados.

3. Añade los guisantes cuando vayas a servir y saltea un poco más hasta que esté todo al punto y con un color vibrante. Reserva.

4. Mientras tanto bate la taza de caldo con el shiro miso y el arrurruz. Reserva.

5. Cuando las lentejas estén hechas, pon en la sartén con un poco del salteado (normalmente para una persona 1 T está bien). Mezcla ambas. Añade el caldo y remueve hasta que espese un poco. Ajusta de sal si es necesario.

6. Sirve con unas espinacas baby.

Y AHORA, PREPÁRATE PARA LA MAGIA

Porque si tienes hecho tu batch cooking (de la 2ª semana del curso online) esta receta vas a poder improvisarla en menos de 10 minutos. Si! LITERALMENTE!

Esto es lo que enseño en el curso y así es como preparo mis platos de la semana yo en casa.

1. Coge 1 T de lentejas beluga cocinadas y 1 T de salteado de verduras

2. Bate o mezcla bien 1 T de caldo de verduras con 1 C de miso blanco y ½ c de arrurruz.

3. En una sartén honda ligeramente aceitada calienta las lentejas y el salteado

4. Añade el caldo y mezcla bien hasta que la salsa espese un poco.

5. Sirve con unas hojas de espinaca baby.

Compartir Artículo |

4 comentarios en “Increible guiso improvisado de lentejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

    1. Hola Susana, el miso en este caso lo que hace es darle mucho sabor al caldo. Yo te diría que pruebes a sustituirlo por:

      -un miso sin arroz (son más fuertes, así que utilizando menos) y añadiendo 1 c de un endulzante y 1 C de tahini u otra crema de semillas/frutos secos.

      Otra opción:

      – 1 C de tahini + comino + pimentón ahumado o dulce
      – 1 C de tahini o cema de almendra + ras el hanout

      como verás, la idea es dar un poco de cremosidad y sabor.

      Un abrazo! elka

    1. Hola Mónica. Es un almidón. Así que puedes sustituirlo facilmente por cualquier otro almidón, por ejemplo maicena o harina :)
      un abrazo! elka