Lalakitchen Hummus de Zanahoria y Remolacha

¡Los hummus no tienen porqué ser de legumbres! Hace un tiempo publiqué uno de calabacín, ahora le toca el turno a la zanahoria y a la remolacha, aunque en mi librito de Delicias de Verano incluí una versión hecha de pimiento rojo (que necesita algo más de elaboración) que también es éxito total. Así que definitivamente ¡los hummus no tienen porqué ser de legumbres! ¡imaginación al poder!

Estos hummus son ideales para acompañar con crudités si tienes hambre entre horas, son ligeros y fáciles de digerir, limpios, nutritivos y alcalinizantes.

Lo mejor de todo es que éstos tienen cero elaboración, se preparan exactamente en 10 minutos y aguantan perfectos en la nevera hasta tres días.

Si no tienes una batidora que sea potente, tipo Vitamix o Blendec, probablemente no te quede taaan cremoso. Pero te aseguro que incluso con tropezones, este hummus estará delicioso igual.

Es un snack ideal para acompañar con crudités de verduras, o para hacerte unos barquitos de lechuga.

Verás que en uno he usado tahini y en el otro semillas de cáñamo, también podrías usar nueces por ejemplo. Lo ideal, como en todo, es la variedad. Las semillas de sésamo (tahini) son una buenísima fuente de calcio, por ejemplo. Mientras que las semillas de cáñamo nos ofrecen el equilibrio perfecto entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, así que alterna entre semillas para asegurarte una nutrición completa.

Una cosa respecto a las combinaciones de alimentos: con las “normas” de las combinaciones de alimentos, sucede igual que con la clasificación de los alimentos ácidos y alcalinos. Existen casi tantas opiniones al respecto como ojos que los miran y es que mientras algunos alimentos queda clarísimo a que grupo pertenecen (ej. pera: fruta dulce o zanahoria: almidón) pero otros son más difíciles de clasificar (ej. frutos secos, ¿son proteinas o grasas? o la quinoa ¿es una proteina o un almidón?).

Así que mi consejo es que enloquezcas al respecto y también que tomes las normas como oportunidades de aplicar excepciones puntuales. ¡¡No nada peor que volverse loco y cogerle miedo al acto de comer!! Y en cualquier caso, también hay diferentes grados de grasas, proteínas y almidones (no se puede comparar una proteina de origen animal con una de origen vegetal, ni el almidón de un cereal con el almidón de una raíz) así que te propongo que agudices tus sentidos y seas tu propio explorador.

 

HUMMUS DE ZANAHORIA Y REMOLACHA

  • Cantidad: para compartir
  • Tiempo: 15 minutos
  • Utensilios: batidora potente (tipo vitamix)

 

Ingredientes hummus de zanahoria:

400 g de zanahoria
2 C de tahini crudo
un trocito de ajo
comino al gusto
raíz de cúrcuma (opcional)
1- 2 C de zumo de limón
sal al gusto

Ingredientes hummus remolacha:

300 g de zanahoria
150 g de remolacha
un trocito de ajo
2 C de semillas de cáñamo
comino al gusto

hummus-zanahoria-remolacha-2 hummus-zanahoria-remolacha-3

Preparación:

  1. Pela y trocea la zanahoria (o la zanahoria y la remolacha) e introduce en el vaso de la batidora con el resto de ingredientes.

 

  1. Tritura, si tienes una vitamix, ayudándote del pistón y si no tienes una batidora vitamix, entonces tendrás que abrir de vez en cuando la tapa y con la ayuda de una cuchara o una espátula llevar la masa hacia las aspas.

 

  1. Cuando alcances la consistencia deseada, retira y sirve o guarda en la nevera. Se conserva perfecto durante tres días.
Compartir Artículo |

Quizás también te interese

10 comentarios en “Hummus de Zanahoria y Remolacha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*