Lalakitchen Fideos de Calabacín con Salsa de Coco & Curry

Ooh… Al fin! ¡Al fin llegaron los cocos tailandeses a casa! que alegría este fin de semana cuando los recibí. Mi primera caja de 9 cocos jóvenes, directos hasta la puerta de casa. Súper facil la verdad. Menudo lujazo. Además, ¿sabéis que? he hecho cálculos. Psi! Y me he dado cuenta de que nos sale más barato disfrutar de un coco joven directo en casa que comprar agua de coco envasada o una lata de crema de coco (mucho más grasa y calórica). ¡Que si! y claro está, no tiene naaaaaada que ver, ni por asomo, ni en propiedades ni en aromas.

¿Y porqué tanta emoción con los cocos tailandeses? principalmente porque los echaba de menos, pues no los degustaba desde un viaje que realicé por Tailandia, en el que prácticamente sobreviví a base de cocos y mangos (oh! tremendo esfuerzo!) ;-P

Pero también porque son una maravilla a nivel nutricional: el agua del coco joven es agua pura que ha sido filtrada de forma natural durante unos nueve meses, a través de sus fibras, es un agua ligeramente dulce y aromática, además de ser purificadora de la sangre y alcalinizante. Es muy rica en minerales, mucho más que otros zumos de frutas, es una de las mejores fuentes de electrolitos, especialmente el potasio, por lo que el agua de coco es muy valorada por deportistas, y es perfecta como agua isotónica (eso si, se oxida rápidamente en contacto con el aire, así que es necesario beberla pronto una vez abierto el coco).

Además la carne del coco joven es muuucho más ligera y baja en grasas que la de un coco maduro. Teniendo no más de 200 calorías por coco y unos 3 gramos de grasa (dependiendo de tamaño y el grado de maduración) y su textura es sedosa, ligera y fácilmente se deshace en la boca, con lo que se presta para hacer un sinfín de recetas.

Y es que ya desde hace tiempo que requetededeseaba ponerme a probar cosas con ellos en la cocina, pues son geniales como sustitutos de otras grasas, de los anacardos por ejemplo, de los que tanto solemos tirar para hacer repostería crudivegana y que debemos saber que en realidad no son crudos.

Mi primera receta con coco fresco es de lo más sencilla. Un plato de estos que tardas literalmente 15 minutos máximo en preparar. Y como suele ser habitual en la comida raw, obteniendo un resultado precioso, vibrante, lleno de alegría y aromas. Coco, naranja y curri…mmm… ¡no me digas que no te tienta!

Por cierto, la empresa que nos los trae a casa es Cocofresh. Si quieres hacer un pedido de cocos, puedes utilizar el código lalakitchen y te harán un 15% de descuento (hasta fin de mes).

Ah! y si te sale un coco de color rosado…. ¡no te asustes! ¡has sido premiado! ya que ese coco tiene un contenido anormal de potasio. Bien ¿verdad?.

 

FIDEOS CON SALSA DE COCO Y CURRY

· Cantidad: 1-2 personas
· Tiempo: 15 minutos
· Utensilios: spirali (o similar) + batidora

Ingredientes:

Salsa:

1/2 T zumo de naranja
1 T crema de coco (hecha con coco joven)
1 c curry (o menos, según gusto)
1/2 c cúrcuma (o menos, según gusto)
1/4 semillas de mostaza
1/4 pizca de cardamomo polvo
5 hojas de albahaca
un poco de perejil

Pasta:

2 calabacines grandotes

Acompañamiento:

3 flores de brócoli
un puñado de espinacas
1/3 T de guisantes frescos
unos granos de pimienta roja

pasta-al-curry-1 pasta-al-curry-2

Preparación:

1. Abre el coco, vacía el agua y retira la carne. Reserva un trozo de la carne para añadir a trocitos en la pasta. Bate en la batidora el resto (casi 1 taza) junto con el agua del coco (deben de salir 1’5 o 2 tazas de agua de coco).

(¡vale! cierto que abrir el coco puede parecer un problema las primeras veces, pero no tiene mucho secreto, bueno si, ¡tener un buen cuchillo! se puede hacer a mazazos, como hacen en Tailandia o con la técnica del pelado, ¡¡mucho más segura!!)

2. ¡Ya tienes la crema de coco! Para la receta vamos a utilizar 1 taza de esta crema, el resto lo puedes guardar en la nevera unos 3 días.

3. Introduce la taza de crema en el vaso de la batidora y añade el resto de ingredientes a excepción de las hojas frescas. Bate hasta obtener una crema. Añade por último las hojas de albahaca y perejil y tritura lo justo, que queden pequeños trocitos. Reserva.

4. Haz los fideos de calabacín, pon en un bol y mezcla con la salsa. Añade el resto de ingredientes (las flores de calabacín bien chiquititas) y mezcla bien con la mano, para que quede todo bien impregnado.

5. Sirve en el plato con unos granos rotos de pimienta roja.

Lalakitchen Fideos de Calabacín con Salsa de Coco & Curry

Compartir Artículo |

13 comentarios en “Fideos de Calabacín con Salsa de Coco & Curry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

  1. Acabo de descubrir tu blog. Estoy intentando cambiar los hábitos de mi familia poco a poco para mejorar nuestra alimentación y poco a poco vamos avanzando, gracias por la ayuda con tus recetas. Nunca se me habría ocurrido hacer tallarines con los calabacines, y es una idea genial!!
    El mes pasado probamos una caja de cocos y repetimos fijo! jjj
    Da gusto leerte, y ¡haces unas fotos preciosas!

    1. Hola Amaia! que bien que te guste mi blog y que te sea de inspiración en este nuevo viaje que estoy segura de que vais a disfrutar mucho y os va a traer muchas alegrías! :-) muchos besitos! elka