vacaciones-blog Amores. Lo confieso: Me siento a escribir este texto y apenas puedo escribirlo ya. Tras mi último taller en Madrid y después de dos meses de talleres dobles e incluso triples cada fin de semana, recién llegada a Menorca, con la visita de amigos en mi casa, mi cabeza ha entrado en modo vacaciones un poco antes de lo que esperaba.
Apenas logro concentrarme en el trabajo y apenas tengo espacio pero sobretodo ganas de sentarme delante del ordenador. De hecho ya he entrado en ese estado en el que incluso ando olvidando el móvil por cualquier lugar…

Y es que este año, necesitaba urgentemente de unas vacaciones… y quién no, ¿verdad? Si ya lo se… en mi caso particular llevo dos veranos sin poder disfrutar de ellas, viviendo en una isla preciosa cuyo momento álgido llega en esta época del año y yo ni siquiera he podido estar. ¡Es mi primer verano completo en Menorca!¡siento que es mi primer verano de libertad tras dos años en los que decidí aparcar algunas de mis pequeñas necesidades, debido como muchos sabéis, a una causa de fuerza mayor.

Así que tras unos meses que han sido intensos en muchos sentidos, siento que al fin ha llegado este momento en el que toca hacerme un regalo bien grande, bien simple, bien necesitado. Y he decidido hacerlo por todo lo alto. He decidido dedicarme dos meses completos de total libertad, de parar, de desconectar, de vivir el verano, de entregarme totalmente y con el corazón bien abierto a un modo en el que el espacio-tiempo deja de existir, para priorizar vivir la experiencia de soltar amarres y simplemente dejarme llevar.

Es en este mismo espacio de libertad en el que también deseo realizar trabajo de fondo, de ese que no se ve, pero que está ahí y es necesario para mi. La verdad es que estoy emocionada porque voy a tener el tiempo para trastear y experimentar en mi cocina todo lo que quiera, y voy a poder entregarme a la escritura de los textos de mi primer libro… y además también voy a encontrar el tiempo para proyectar y planificar lo que os ofreceré en los próximos meses del año.

¿Y qué va a suceder? Pues que a partir de hoy mismo voy a reducir al mínimo mi actividad por las redes. Sí que me conectaré en algunas ocasiones, para compartir recetas que he hecho como colaboraciones y que están por publicarse. Tampoco descarto compartir algunas de las recetas que con las que vaya experimentando y es muy probable que mantenga un poco más de actividad en Instagram.

Estoy especialmente contenta porque no soy la única que ha tomado esta decisión, somos varias compañeras que estamos habitualmente por las redes y que nos vemos con la necesidad de cerrar temporalmente la persiana para poder respirar intensamente el mundo exterior. Así que hoy nos iréis viendo despedirnos por verano a unas cuantas. Muy humildemente os invitamos también a desconectar un poquito también, porque hay una vida preciosa y mágica fuera de las pantallas de nuestros dispositivos. Y aunque las redes son maravillosas y nos permiten interactuar con personas afines, es cierto que se nos llevan una buena parte del día.

Antes de despedirme, eso si, quiero que sepáis que este año está siendo uno de los mejores años de mi vida, por no decir el mejor de todos. Quiero que sepáis que os estoy inmensamente agradecida. Eternamente agradecida por estar aquí conmigo y caminar a mi lado. Que tenéis el don de hacerme feliz, que vosotros me decís que os regalo tanto ¡pero es no os podéis imaginar en que nivel me viene de vuelta! Veros cada día a mi lado, recibir vuestros mensajes de cariño y de agradecimiento. Cada vez que alguno de vosotros me dice que gracias a mi blog o a mis recetas está haciendo cambios en vuestra vida ¡y estáis motivados porque notáis las mejoras! Cada vez que me decís que gracias a mis recetas vuestras familias y amigos se interesan por una alimentación más verde, más fresca y más natural… seriamente: me ponéis los pelos de punta, de emoción y de alegría y me hacéis sentir de una manera, que realmente, apenas puedo expresar en palabras, pero diría que estas muestras de cariño y estas pequeñas conquistas reafirman completamente la que siento es mi pasión y misión en esta vida.

Quiero que sepáis que sois increíbles. Que os quiero inmensamente, que os siento muy cerca, que os admiro y respeto enormemente. Que os deseo un verano delicioso, saludable y repleto de experiencias bonitas. Disfrutad mucho. ¡MUCHO! Que en esta vida hemos venido sobretodo a vivir, a querernos mucho, a preocuparnos menos y a repartir mucho muchísimo amor a nosotros mismos y a nuestro alrededor.

¡Esa es la clave del éxito en todos los niveles!

Os quiero. ¡Mucho!

Compartir Artículo |

20 comentarios en “Despedida de Verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

  1. Elka guapa! Descansa mucho, que te lo mereces, y disfruta del verano! Nosotras también te queremos mucho muchoooo!!! Por todo lo que compartes y nos das, y siempre envuelto de vitalidad y amor! Un abrazo fuerte!

    1. Hola Clara! preciosa! muchísimas gracias por tu mensaje, madre mía,hace un mes y me parece un año… he tenido unas vacaciones maravillosas, deseo que tu también. Te mando un beso inmeso, hasta pronto! elka

  2. Elka. gracias a ti por tanta dedicación y por tu eterna ayuda, descansa y vive cada dia como mas le guste a tu cuerpo.
    Guapaaaaaaaaaaaaaaa
    Besikos
    Karmen

    1. Hola Karmen, ¡preciosa! muchísimas gracias por tu mensaje. El verano está siendo todo una experiencia maravillosa. Te abrazo mucho! elka

  3. Disfruta de tus merecidas vacaciones. Me alegra leer lo del libro, que ganas de ver un trabajo de esa magnitud tuyo. Te admiro muchísimo.
    Gracias por tus recetas.

    Un abrazo de Boquita Vegana

  4. Hola, te acabo de descubrir y ya estoy enganchada, me leí todo del tirón y con ganas de experimentar con todas tus recetas. Disfruta mucho de esa desconexión, yo como digo arriba me pongo manos a la obra con tus recetas. Feliz verano a tod@s

    1. Hola Susana, ¡Bienvenida! y muuuuchas gracias por tu mensaje. ¡Espero que disfrutes un montón! estoy encantada de tenerte por aquí. Besitos, elka