lalakitchen-caramelo-datil-web-1

Hace ya mucho tiempo que  vengo hablando del caramelo de dátil en mis recetas, pero por un motivo y otro, no había encontrado el momento de dedicarle el post que se merece.  Así que cuando hace unas semanas me pidieron en Conasi que elaborara una buena receta con vitamix, ipso facto me vino esta a la cabeza. Además estamos entrando en plena temporada de dátiles. De aquí a enero es la recolección, así que este es su momento, de hecho…  ¿os habéis fijado que feos son los dátiles en verano?¿y cuántos bichitos tienen? ahora empieza el festín de verdad :-)

Cuando en mis talleres hablo de los diferentes endulzantes que siempre tengo en mi despensa, el dátil aparece entre mis primeras opciones, yo le tengo mucho cariño, ya que es el único endulzante natural que nos llega tal cual como ha sido recolectado, listo y perfecto para que lo podamos degustar. A diferencia de las frutas secas, los dátiles maduran de forma natural en las palmeras, aunque es cierto que a veces se recogen antes para evitar que otros golosos animalillos se los coman y nos dejen sin.

Así que estas joyas dulces nos llegan sin haber pasado ningún tipo de proceso indutrial  y tras un enjuague en agua están perfectamente listos para comer. Pero claro, según que queramos elaborar, nos será difícil hacerlo con dátiles enteros. Es por eso que me gusta tanto tener siempre caramelo de dátiles en mi nevera. Porque de esta forma tenemos una especie de pasta o sirope (según la cantidad de agua que añadimos obetenemos una cosistencia u otra) que es la perfección dulce personificada ¡tenemos azúcar de primerísima calidad, tan sólo procesado por nosotros!¡ no me digáis que no es una maravilla! sólo se puede sentir amor por un edulzante tan perfecto y 100% elaborado por nosotros.

Debo decir que mis dátiles favoritos de todos los que he podido probar, son dos: los Deglet Nour y los Medjool, los Medjool son auténticas bombas dulces, son el praliné de los dátiles, son la abundancia personificada, pero admitámoslo: son caros. :-( Sin embargo los dátiles Deglet Nour tienen un precio normal y se diferencian de los que no tienen nombre porque sin llegar a ser exhuberantes, son también muy tiernos y carnosos. Estos son los que pido siempre para mi y para mis talleres, de hecho son tan tiernos que tampoco necesitan remojo. Ya verás, búscalos. Si son Deglet Nour, lo pone en la caja.

¿Y que otras maravillas querrás saber de los dátiles?

Pues que son una buena fuente de hierro, así que están indicados en casos de anemia ¡oh, si! ¿necesitas una mejor excusa para comerlos? además a diferencia de muchos azúcares, éstos producen un efecto ligeramente alcalinizante y también son calmantes, con lo que nos relajan y ayudan a conciliar el sueño gracias a los triptófanos que contienen. Y debido a su aporte energético están muy indicados para deportistas y niños.

Eso si, por contra tienen un índice glucémico elevado, con lo que no están indicados en dietas de control de azúcar ni control de peso. Tampoco si tenemos un estómago delicado pues pueden producir muchos gases.

Una cosa importante:  hay que fijarse en que no hayan sido glaseados, y no lleven aditivos azucarados, para que mantengan inctacto su valor nutricional… la verdad, no comprendo que necesidad hay en aplicarles esa capa brillante que a mi me duele a los ojos y al alma verla y en la que sólo veo aditivos absolutamente innecesarios de aplicar.

Bueno, os dejo con la receta. Como veréis es muy muy fácil, sólo se necesita agua y dátiles. E idealmente una buena batidora como la mía, para que llegar a la consistencia deseada sea batir y cantar :-)

CARAMELO DE DÁTIL

Cantidad: unos 500 g
Tiempo: 10 min
Utensilios: batidora
Conservación: una semana en nevera

Ingredientes:

3 T – 500 g de dátiles deshuesados
1 T – 250 ml de agua (o un poco más)
una pizca de sal

Preparación:

1.    Lava y deshuesa los dátiles y pon en la batidora junto con el agua y la sal.
2.    Tritura con la ayuda del pistón hasta obtener una crema. añade más agua o menos a tu gusto para alcanzar la consistencia deseada.

Ya puedes guardar tu caramelo en un bote de cristal en la nevera y así lo tienes listo para utilizar cuando quieras.

Compartir Artículo |

26 comentarios en “Caramelo de dátil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

    1. Hola Raquel, yo diría que una semana o máximo 10 dias, ya que como es muy dulce fermentará. Pero si eso sucede te darás cuenta porque se acidifica, y se vuelve un poco mousse. Saludos!

  1. Este caramelo es maravilloso, y ya para colmo, por si te sirve como idea, yo además le he añadido un poco de harina de algarrobo y queda una especie de crema de chocolate que es una delicia. Un beso y gracias por tu blog

    1. oh! gracias maría,me encanta que te guste! yo también le pongo a veces harina de algarrobo y vainilla y si quieres lo puedes rebajar con agua para hacer un sirope para postres ;P gracias preciosa!! elka

      1. Hola, el caramelo de dátiles se puede sustituir por sirope de agave? Si es afirmativa la respuesta, que cantidad debo poner la misma que me indica la receta?
        Muchas gracias, me encanta tu blog!!!

        1. Hola Noelia! afirmativo, en cualquier receta que te pida caramelo puedes poner agave y la cantidad es la misma,aunque te aconsejo que empieces por poner un poco menos y ajustar si es necesario:)