También conocida como rejuvelac, esta bebida es una clave importante en el marco de una alimentación saludable y vitalizante, así que estate atento..

Lo mejor de todo es que con un poco ganas y previsión todos podemos hacerla en casa y beneficiarnos de sus fantásticas propiedades, pues se elabora de forma extremadamente sencilla. Hecha a base de granos previamente germinados y fermentados después en agua.

 

¿qué propiedades tiene?

El agua enzimática nos aporta un nivel altísimo de enzimas y bacterias benignas, reguladoras de nuestras funciones intestinales.

Es rica en proteínas, carbohidratos, dextrinas, fosfatos, lactobacilos, vitaminas B, C y E. Además de portadora de muchos nutrientes que varían en función del grano que utilicemos en su elaboración.

Además es muy beneficiosa para tratar la falta de energía, eliminar radicales libres, reparar el colágeno, es antioxidante y fortalecedora del sistema inmunológico.

Podemos decir que el agua enzimática repone las enzimas que perdemos debido a la ingesta de alimentos cocinados. ¡ajá! O sea que es un complemento ideal sea cual sea la dieta que sigas.

Eso si, no te voy a engañar! Esta maravilla líquida requiere de amor y comprensión por sus múltiples beneficios, y un poco de arte para incluirla con éxito en nuestro día a día sin fracasar en el intento, pues requiere de cierta adaptación al olfato y al paladar.. pero para eso.. tenemos nuestra imaginación.. !

Evidentemente, al tratarse de una bebida altamente enzimática lo que vamos a evitar es calentarla! Pero si que la podemos usar para incluir dentro de nuestras sopas frías y gazpachos, batidos verdes y para hacer ingeniosas y deliciosas bebidas refrescantes.

Personalmente la mejor manera que he encontrado de tomar rejuvelac es haciendo una especie de  “champagne rosado” que se consigue poniendo a fermentar miel cruda dentro del rejuvelac. Buenísimo! La receta, que está dentro del libro de Néstor Palmetti “Nutrición Vitalizante”, la compartirré pronto, pues merece mucho la pena.

A mi, por ejemplo, también me encanta utilizar el agua enzimática en la elaboración de quesos y yorures vegetales, pues igual que con la miel sirve de impulsora de la fermentación de los frutos secos.

 

¿cómo se prepara?

Hay varias formas de preparar el agua enzimática. Se pueden utilizar todo tipo de granos y también legumbres. Personalmente no he probado con las legumbres, pero tras probar con varios granos puedo decir que mi favorito es el de trigo, seguido del de centeno. Se puede hacer también con quinoa por poner un ejemplo, (a mucha gente le gusta porque la quinoa germina muy rápido), pero a mi no me gusta nada el sabor, así que te recomiendo que pruebes hasta que encuentres cual es tu favorito.

 

REJUVELAC (2Liros)

1 taza de trigo seco (una vez germinado nos va a dar casi 2 tazas de trigo)

2L de agua de calidad

 

Procedimiento:

1. Lava los granos y ponlos a remojo durante unas 8h o toda la noche, pasado este tiempo, enjuágalos bien y colócalos en  un colador con un plato encima para que no les de la luz. (la idea es imitar que están bajo tierra!!)

2. Tenlos así hasta que empiecen a germinar, asegurándote de que se mantienen húmedos (tendrás que remojarlos unas 2 o 3 veces al día mas o menos)

3. Al cabo de 2 días verás que empiezan a salirles unas colitas, llegado este momento, ya puedes empezar con el rejuvelac.

4. Pon las dos tazas en un mismo envase junto con 2L de agua o también puedes dividirlo en dos .. lo que prefieras, Lo importante es que el envase quede tapado con un paño que permita que circule el aire.

5. Colócalo en un lugar de tu cocina, a temperatura ambiente (20-22º) donde no le de la luz directa y deja que empiece el proceso de fermentación. Transcurridas 48h tendrás una bebida de color ambarino, un poco turbia y con algo de espuma en la superficie. (está bien.. dicho esto es muy posible que a priori no te parezca algo muy apetitoso!)

6. Cuélalo y pruébala, el resultado tiene que ser una bebida algo alimonada y con un deje de levaduras. Añade el zumo de ½ limón y guarda en la nevera. Se mantiene bien durante una semana.

Puedes volver a usar las semillas germinadas para realizar otra tirada de rejuvelac, pero esta vez solo con la mitad de agua.

Compartir Artículo |

78 comentarios en “Agua enzimática

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

  1. donde vivo tenemos temperaturas de mas de 30° y dejé el mio un poquito más de 24 horas, pero creo que se pasó de fermentado, el agua está mas turbia y con mas espuma de lo que he visto en algunas fotos, aun sirve? si huele un poco raro pero no sabe feo.

    1. Hola Mara, es normal que huela ubn poco raro, si no sabe feo estará perfecto, solo tienes que ponerlo en la nevera rápidamente una vez lo veas fermentado. Un abarzo grande1 elka

  2. ¡Hola, Elka! Hace muy poquito que descubrí tu blog y estoy encantada practicando todas tus recetas! Son deliciosas!!! Me gustaría hacerte dos preguntas sobre el agua enzimática:

    1) Yo llevo meses haciéndola de lentejas y siempre me ha salido bien (o eso creía yo, pues el color y sabor eran los que se describen). Pero el otro día leí en algún sitio que si se ven posos blanquecinos o flotando en el agua, ésta debe desecharse, pues entonces contiene bacterias que no son beneficiosas para la salud. Fijándome en mis botellas, es cierto que al segundo o tercer día de estar en la nevera se empiezan a formar estos posos. ¿Puede ser que se haya estropeado? ¿O es normal que aparezcan?

    2) Mi segunda pregunta es sobre el agua hecha a partir de trigo sarraceno y a partir de garbanzos. Tanto con uno como con el otro, me ha pasado una cosa curiosa y es que, en vez de salir el agua con el color y olor de la de lentejas, se forma muchísima espuma en la superficie y el olor y sabor es muy picante, como cuando fermentas yogur de anacardos “de más” y queda ácido. ¿He de dejar fermentar el agua de estos cereales y legumbres menos tiempo? ¿O esta espuma y el sabor ácido son normales?

    ¡Muchísimas gracias!

    1. Hola Alma, muchas gracias por tus palabras :) respondiendo a tus preguntas:

      1. Si esa espuma sale al estar en la nevera es que de algún modo sigue fermentando… prueba a ponerla en una zona más fría, como al fondo, en un estante. En cualquier caso, aunque tenga espuma, si sigue sabiendo bien (tal y como dices) no pasa nada, así que no tengas problema.

      2. Pues en este caso no puedo ayudarte, buenooo… el trigo sarraceno no es bueno para fermentar porque se reblandece mucho, utilia mejor quinoa :) y en cuanto al picante, pues si, prueba a fermentar 1 día menos.

      un abrazo grande,

      elka